El frustrado viaje al corazón de la empresa pública | Economía

0
19

El pasado lunes, Vicente Fernández acudió a la presentación del sello solidario de Correos dedicado a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Acudió como presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) junto al de Correos, José Manuel Serrano, y la presidenta del Alto Comisionado para la Agenda 2030, Cristina Guitach. Fue ese su último acto como presidente de la institución que reúne el mayor ramillete de empresas públicas, entre ellas la citada Correos. Un día después se vio obligado a poner el cargo a disposición de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de la que depende estatutariamente, al haber sido imputado por la juez Mercedes Alaya por el caso de la adjudicación de la mina de Aznalcóllar cuando era alto cargo de la Junta de Andalucía.

La ministra dejó claro el mismo martes que el caso había sido archivado en dos ocasiones y que corresponde a las tareas desarrolladas durante su etapa anterior. “No tiene nada que ver con el desarrollo de su actividad actual”, enfatizó. Pero eso no fue obstáculo para que llevara la destitución al Consejo de Ministros del viernes. Las funciones de presidente serán asumidas por el vicepresidente, Bartolomé Mora, un hombre de la casa desde los tiempos del antiguo INI. Se supone que hasta que un Gobierno estable decida el sustituto.

Vicente Fernández Guerrero se va con mal sabor de boca. Lleva apenas 15 meses, un periodo escaso para culminar una tarea que tomó con mucho entusiasmo tras recibir el encargo precisamente de la ministra Montero, que le conocía de su trabajo en la Junta andaluza, de adentrarse en el corazón de la empresa pública para renovar el pulso. Sin embargo, en ese periodo al menos ha dejado un sello renovador en algunas planificaciones y actuaciones como los planes estratégicos y la creación de comisiones de auditoría en las empresas del grupo, entre ellos los de Navantia, Mercasa, Tragsa, Ensa, Alestis, Efe y la citada Correos.

De perfil técnico y alejado de apriorismos políticos, se ganó el respeto en el grupo

De perfil técnico y alejado de apriorismos políticos, también se ganó el respeto de los empleados de la SEPI por su cercanía y honestidad. Apenas hizo cambios en la cúpula y los que se produjeron en las presidencias de empresas se deben más a la mano de La Moncloa que a la suya, salvo la de Navantia, donde colocó a Susana de Sarriá.

El viernes, mientras era decidida su salida en el Consejo de Ministros, se despedía del staff con emoción contenida. En el seno de la sociedad estatal se valoraba que no hiciera ninguna escabechina cuando llegó al cargo y lamentaba la politización de un caso que ya había sido archivado dos veces.

Precisamente, fue en Navantia donde tuvo que emplearse a fondo para lograr la firma para la construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí, un programa por valor de 11.000 millones de euros que venía de la etapa anterior. El contrato estuvo a punto de irse al traste por la decisión de paralizar la venta de 400 bombas de alta precisión al país árabe con el argumento de que podrían ser utilizadas en el conflicto con Yemen y las declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que apeló a repartos éticos. Se generó una crisis diplomática que obligó a intervenir al propio monarca, Felipe VI, y al presidente, Pedro Sánchez, para evitar que el megacontrato se hundiera.

España, en la cima mundial de las fotovoltaicas. José Donoso, director general de la asociación de empresas fotovoltaicas UNEF, tendrá muiltiplicado su trabajo a partir de ahora tras haber sido nombrado presidente del Consejo Global Solar. El nombramiento de Donoso, que se encargará de impulsar el desarrollo de la tecnología fotovoltaica a través de instrumentos como la cooperación, la formación y el intercambio de experiencias, demuestra el liderazgo de la industria fotovoltaica española en el mundo. Según Donoso, “gracias a su creciente competitividad y flexibilidad, esta tecnología se ha convertido en una aliada fundamental en la lucha contra el cambio climático”.

El Corte Inglés se hace oiperador inmobiliario. Desde el pasado marzo llevaba José Catena preparando la creación de El Corte Inglés Real Estate para hacerse fuerte en el negocio inmobiliario y que esta semana ha visto la luz. Es, en realidad, una decisión trascendental para el grupo que preside Marta Álvarez después de la primera experiencia de la operación Green, que queda subsumida en la nueva unidad inmobiliaria, ni tuviera mucho desarrollo. La compañía es una de las principales propietarias de inmuebles de España con una cifra de valoración de más de 17.000 millones de euros.

Ignacio Garralda, filántropo de 2019. Ignacio Garralda, presidente de la Fundación Mutua Madrileña, ha recibido el Premio a la Filantropía de Forbes España en su segunda edición. El galardón se basa en que la fundación ha destinado 60 millones de euros al apoyo a la investigación científica en materia de salud. Esta cantidad se destinado al desarrollo de 1.400 proyectos de investigación médica dirigidos a la mejora del tratamiento del cáncer, las enfermedades raras que afectan a la infancia, las lesiones traumatológicas y sus secuelas neurológicas y los trasplantes.

Menos complicadas se dieron las cosas en Correos, donde se remangó junto a Serrano para un plan de modernización de la empresa. Además de acordar con los sindicatos la consolidación y reposición de 11.200 empleos y mejoras salariales y medidas en materia de igualdad, diversidad y absentismo, apostó por el Servicio Postal Universal (SPU) y la diversificación y la internacionalización. En este sentido, la empresa adquirió en abril el 51% de la sociedad portuguesa de paquetería urgente Rangel Expresso, y en julio comenzó a operar en el sudeste asiático a través una joint venture para operar en el tránsito de paquetería desde el origen, aprovechando el crecimiento de la actividad procedente del comercio electrónico.

También en Hunosa firmó el plan de empresa 2019-2027 cuyo objetivo es lograr la transición desde la minería del carbón a una empresa centrada en los servicios energéticos y la restauración medioambiental.

Y, esta misma semana, certificó el cambio en Hispasat, en la que nombró como presidenta a Rosario Martínez (hasta la fecha al frente de una de las cuatro direcciones de participadas) tras la adquisición del 90% por parte de Red Eléctrica. La SEPI tiene el 7,41% de la empresa de satélites y la potestad de nombrar al presidente.

 

De letrado a responsable de empresas públicas

Vicente Fernández (Málaga, 1973) fue número uno de su promoción del cuerpo de letrados de la Junta de Andalucía, donde ha trabajado hasta que llegó a la SEPI. Fue responsable de la asesoría jurídica de diversas consejerías y la de Agencia Tributaria de Andalucía. Entre 2012 y 2016 fue secretario general de Innovación, Industria y Energía y presidente de la Agencia Andaluza de la Energía, justo cuando ocurrió la conseción de las minas de Aznalcóllar por las que ha sido imputado. En 2016 pasó a ser interventor general de la Junta hasta que se trasladó a Madrid, donde ha podido seguir de cerca al Atlético de Madrid, del que es un apasionado.

Source link

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here